En una ceremonia con pocas sorpresas entre ganadores pero grandes momentos para los latinos, las mujeres, las minorías y el cine independiente, ya que la edición número 90 de los premios Oscar se transformó en una fiesta de la inclusión, una palabra que también define el galardón a la Mejor Película Extranjera recibido por la película chilena Una Mujer Fantástica.

Mujeres en la industria

El 2017 estuvo marcado por las denuncias de acoso en la industria del cine, transformando el movimiento Time’s Up en algo global. Los Oscar no pudieron estuvieron ausentes en el tema y tampoco en la minoritaria participación de las mujeres en la industria del cine. El premio honorífico a Agnès Varda (la primera mujer en obtenerlo), la nominación a Rachel Morrison en el apartado de fotografía (la primera mujer en la historia) por su trabajo en Mudbound (Dee Rees), o el ‘estos cuatro hombres y Greta Gerwig crearon sus propias obras maestras este año’, mientras Emma Stone presentaba la categoría de Mejor Director, fueron parte de la velada.

Inclusion Rider

Pero fue Frances McDormand, al momento de obtener el galardón a la Mejor Actriz por Tres anuncios por un crimen (Martin McDonagh), invitó a todas las nominadas a levantarse de sus asientos para entregar un mensaje: ‘Miren alrededor. Miren, señoras y señores, porque todas tenemos historias que contar y proyectos que necesitan financiamiento. No nos hablen de esto en las fiestas de esta noche. Invítennos a sus oficinas en un par de días, o pueden venir a la nuestra’, además de nombrar el ‘inclusion rider’, cláusula contractual que apunta a la diversidad racial y la igualdad de género en el sector audiovisual.

Los reconocimientos tardíos

La industria de Hollywood saldo algunas deudas en esta ceremonia. Uno de ellos fue para James Ivory (Maurice, Lo que queda del día), quien gracias a su trabajo en Llámame por tu nombre (Luca Guadagnino), recibió el Oscar al Mejor Guión Adaptado, y a sus 89 años se transformó en la persona más longeva en recibir el galardón. El director y guionista también realizó un homenaje a Timothée Chalamet, quien interpretó a Elio en la película, utilizando una camisa estampada con la cara del joven actor.

Foto: David Fisher/REX/Shutterstock

¡Por fin! Roger Deakins se llevó la estatuilla al mejor director de fotografía por Blade Runner 2049 (Denis Villeneuve), en una categoría en la que competían Rachel Morrison (Mudbound), Bruno Delbonnel (Darkest Hour), Dan Laustsen (The Shape of Water) y Hoyte Van Hoytema (Dunkirk). Un premio que llega tras 14 nominaciones al Oscar acumuladas durante su trayectoria. Sin embargo, el británico ya posee cuatro premios BAFTA por The Man Who Wasn’t There (2001), No Country For Old Men (2007), True Grit (2010) y también por Blade Runner 2049 (2017).

Denis Villeneuve y Roger Deakins

¡Huye!

El caso del Mejor Guión Original también fue histórico, ya que fue obtenido por el norteamericano Jordan Peele, por Get Out, un filme de terror que tuvo notoriedad en la temporada de premiaciones y que lleva a la pantalla grande el racismo con una historia definida como “la experiencia de ser negro en este país” por quien también es su director y guionista. Cine de género que también fue nominado a las categorías de Mejor Película y Mejor Actor por el trabajo de Daniel Kaluuya (Black Panther).

Chile hizo historia

El primer largometraje nacional en recibir el galardón a la Mejor Película Extranjera fue para Una Mujer Fantástica, película dirigida por Sebastián Lelio (GloriaDisobedience) que se transformó en la tercera producción latinoamericana en obtener el preciado Oscar. Su protagonista, Daniela Vega, también se inscribió en la historia del cine al ser la primera mujer trans en ser presentadora en la ceremonia de  los premios entregados por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

¡Viva México!

Uno de los films que contaba con más nominaciones era The Shape of Water, de las 13 obtuvo cuatro, quedándose con Dirección Artística, Banda Sonora, Mejor Película y Mejor Director. Cuando fue el turno para recibir su galardón, el director Guillermo del Toro (El laberinto del fauno, Pacific Rim) aprovechó de entregar su opinión sobre las políticas migratorias en Estados Unidos. “Soy un inmigrante, como muchos de ustedes y en los últimos 25 años he vivido en un país que es de todos nosotros: tiene partes de aquí, de Europa… de todos lados. Y yo creo que lo mejor que hace el arte, nuestra industria, es borrar las líneas en la arena, debemos continuar haciéndolo, y más ahora cuando el mundo nos dice que las profundicemos”, fue parte del discurso del realizador mexicano.

México también estuvo presente con los premios que consiguió Coco (Lee Unkrich), en las categorías de Mejor Largometraje Animado y Mejor Canción Original. Durante la ceremonia, Darla K. Anderson, productora de la película, señaló: “Coco es la prueba de que podemos cambiar y conectar al mundo. Esto solo se puede hacer cuando damos una cara para que todos sientan que pueden ser escuchados”.