“El acoso físico y sexual han llegado demasiado lejos”. Esa es una de las frases que se desprenden del recientemente estrenado comercial de la marca de productos estadounidenses Gillette y que sólo a horas de salir al aire se convirtió en un fenómeno en las redes sociales y blanco de millones de reacciones, tanto a favor como en contra.

Inspirado en los testimonios de mujeres que formaron parte del movimiento #MeToo, el registro de casi dos minutos de duración muestra distintas imágenes que revelan el comportamiento típico de los hombres dentro de una sociedad patriarcal: niños pelándose a golpes (mientras un grupo de hombres repite una y otra vez la frase “Boys will be boys”, en español, los niños siempre serán niños), un jefe haciendo callar a una compañera de trabajo, un joven acosando a una chica en la calle, etc.

“¿Esto es lo mejor a lo que un hombre puede aspirar?”, pregunta una voz en off mientras la recreación de esas escenas se mezcla con imágenes reales del movimiento #MeToo y de otros hombres que diariamente intentan revertir estos comportamientos. Destaca en ello el actor,comediante y ex jugador de fútbol americano Terry Crews, quien defiende y propaga la idea de “una nueva masculinidad”.

El comercial de Gillette cierra con la reflexión: “porque los niños que te miran hoy, serán los hombres del mañana”, y busca de alguna manera dar un vuelco a su slogan “lo mejor para el hombre”, el que por años ha trabajado con la imagen masculina como sinónimo de rudeza, galantería agresiva y heterosexualidad.

Los detractores

Pese al esfuerzo de Gillette por dar un giro a su mensaje publicitario tradicional, el comercial no ha sido bien recibido por un grupo de hombres y simpatizantes de grupos antifeministas, quienes aseguran que la marca denigra a los consumidores de la marca y que incluso “el anuncio castra al género masculino”.

El registro audiovisual ya tiene más de tres millones de visualizaciones en Youtube y, al contrario de lo que pudiera pensarse, tiene una menor cantidad de “Me gusta” y un mayor número de personas que reprueban el contenido del comercial.