En colaboración con la diseñadora Stella McCartney, el cineasta estadounidense, David Lynch, estrenó ‘Curtain’s Up’, un cortometraje que celebra la práctica de meditación trascendental y la magia que hay detrás de la filmación de una película.

El registro fue creado por Tête-à-Tête, estudio con sede en Los Ángeles perteneciente a Austin Lynch (hijo del director) y el artista visual Case Simmons, y capta a David Lynch expresando ideas sobre el cine, la génesis de sus ideas, su búsqueda de la vida a través de la meditación, tema que en julio pasado lo hizo tener una conversación con sus seguidores chilenos a través de un contacto vía streamig realizado en el Teatro IF.

En casi diez minutos, ‘Curtain’s Up’ muestra cómo el creador de ‘Blue Velvet’, “El hombre elefante” y “Mulholland Drive”, entre otras, siente el cine. Para él, ver películas es algo parecido a meditar; una suerte de conexión consigo mismo que le ha permitido crecer.

“El cine es un lenguaje. Puede decir cosas, grandes y abstractas, y eso me encanta. Algunas personas son poetas y tienen una hermosa manera de decir cosas con palabras, pero el cine es su propio lenguaje y, por lo tanto, puedes expresar un sentimiento y un pensamiento que no pueden transmitirse de otra manera. Es un medio mágico”, asegura Lynch.

La película cuenta con interesantes cameos en los que además de ver a Stella McCartney se puede apreciar alcantante BØRNS, a la actriz británica Lola Kirke (‘Gone Girl’), el actor de ‘Moonlight’ (2016) Ashton Sanders y el artista electrónico SKY H1.

Revisa a continuación ‘Curtain’s Up’.