Ayer martes 10 de diciembre asumió como Primera Ministra de Finlandia, Sanna Marin, la tercera mujer en asumir el cargo en ese país y la jefa de gobierno más joven del mundo.

De 34 años, feminista y criada en un hogar lesboparental y de clase modesta, la socialdemócrata dirigirá una coalición de centro-izquierda que forma el Ejecutivo con más mujeres de la historia de Finlandia, y cuyos cargos serán liderados por representantes de distintos partidos como Los Verdes, la Alianza de Izquierda y el Partido Popular Sueco.

“Vengo de una familia con pocos recursos y yo no hubiera podido tener éxito y progresar si no tuviéramos un sólido estado de bienestar y un buen sistema educativo”, aseguró la mandataria.

El gabinete que acompañará a Marin está compuesto por 19 personas: 12 mujeres y 7 hombres, quedando aquellas carteras más cercanas a la Primera Ministra en manos de jóvenes profesionales; Li Anderson (32 años, ministerio de Educación), Katri Kulmuni (32 años, ministra del Finanzas) y Maria Ohisalo (34 años, ministra del Interior).

“En cuatro años no perfeccionaremos completamente Finlandia, pero puede mejorar y en eso estaremos trabajando. Quiero construir una sociedad en la que cada niño pueda convertirse en lo que quiera y en el que cada ser humano pueda vivir y envejecer con dignidad”, comentó Sanna Marin a través de su cuenta de Twitter.