Antes de convertirse en un artista admirado en todo el mundo, trabajar con Andy Warhol y ser novio de Madonna, Jean-Michel Basquiat fue un adolescente rebelde que a fines de los años 70 participó de la vanguardia callejera. Una etapa que muestra Boom for Real, documental cuyo estreno comercial en Estados Unidos será 11 de mayo.

Dirigido por Sara Driver (When Pigs Fly), la película muestra un Nueva York en que el punk, hip hop y los graffiti eran la vía de escape para algunos jóvenes entre los que se incluía Basquiat, quien firmaba en las paredes utilizando la firma SAMO, que luego se transformó en un colectivo con la colaboración del artista puertorriqueño Al Diaz.

“Hice esta película para los adolescentes. Me gustaría que los jóvenes rompan con el sistema corporativo, las comunidades formales, que apaguen sus iPhones y comiencen a crear arte, a sentir el arte, y que encuentren su forma de hacerlo, de la forma en que nosotros lo hicimos”, señaló la realizadora durante su reciente presentación en el Festival de Cine de Nueva York.

Con archivos obtenidos de viejos VHS, obras nunca antes vistas, fotografías, escritos, y los testimonios del cineasta Jim Jarmusch, la fotógrafa Nancy “Nan” Goldin y el productor Fred Brathwaite (conocido también como Fab 5 Freddy), entre otros, la realizadora reconstruye el periodo pre-fama del artista que murió por una sobredosis de heroína en agosto de 1988 a la edad de 27 años.

“Cuando la gente hable de Leonardo Da Vinci, y cuando hablen de Jackson Pollock, también mencionarán a Jean-Michel Basquiat”, asegura una de las entrevistadas en la producción que tras su paso por el Festival de Cine de Toronto (Tiff), fue exhibida en BAFICI, el festival de cine independiente de Buenos Aires.