Cuando se publicó el primer avance de Venom en febrero pasado, muchos quedaron disconformes porque no entregaba pistas sobre cómo sería el enemigo de Spiderman. Hoy podemos verlo en todo su aterrador esplendor, a la espera del estreno de su primera película en solitario el próximo 5 de octubre en Estados Unidos.

En esta nueva oportunidad para el personaje en el cine, el británico Tom Hardy (Mad Max: Fury Road, The Revenant) interpreta a Eddie Brock, quien investiga a una fundación llamada Life, la que se encuentra experimentando con humanos y criaturas alienígenas. Uno de los simbiotes se fusiona con el reportero y fotográfo, transformándose en el antihéroe de Marvel.

Cuando se apodera del cuerpo de su huésped, Venom es un monstruo de ojos alargados y una boca gigante repleta de dientes y una larga lengua, muy diferente a su aparición en Spider Man 3 (Sam Raimi, 2007). Una transformación que le entrega fuerza sobrehumana y agilidad, pero también se apodera de su mente y los convierte en una sola criatura.

La clásica frase “We ara Venom” (Somos Venom) ya es un antecedente para la adaptación de la historia a la pantalla grande, como también los dos cómics de David Michelinie en los que se basa libremente: Lethal Protector (1993), donde pasa de ser el villano a antihéroe; y la invasión a la tierra de Planet of the Symbiotes (1995).

Además de presentarnos el terrorífico aspecto de Venom, en el nuevo adelanto de la producción de Marvel Studios y Sony Pictures dirigida por Ruben Fleischer (ZombielandGangster Squad) también podemos ver más de otros personajes, interpretados por Michelle Williams, Jenny Slate y Riz Ahmed.