El Falcon Heavy, conocido como el cohete más potente del mundo, despegó este martes 6 de febrero desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA. Un increíble proyecto que, además de abrir nuevas posibilidades en la llamada ‘carrera espacial’, tendrá a un maniquí a bordo de un auto eléctrico perdido en la galaxia por un incierto periodo de tiempo.

El lanzamiento se realizó en Cabo Cañaberal, Florida, lugar en donde despegaron las misiones Apolo a la Luna en los años 60 y 70. La gran diferencia es que se trata de un proyecto sin apoyo económico gubernamental, a cargo de SpaceX, compañía aeroespacial privada del multimillonario Elon Musk. ¿El objetivo? Según su web oficial, “que futuras misiones sean tripuladas con destino a la Luna o a Marte”.

A pesar de ser visto como simbólico enviar un muñeco al espacio, una de las pruebas importantes era comprobar la utilidad del traje de astronauta. “Nos tomó tres años diseñar ese traje espacial, puedes simplemente saltar en una cámara de vacío con él y estarás bien”, señaló el empresario en una conferencia de prensa tras el lanzamiento que fue un éxito, pero según sus palabras “tenía un 50% de riesgo de falla”.

¿Lo que viene? Cargas de prueba para el gobierno estadounidense, satélites de telecomunicaciones y viajes a Marte. Musk ya confirmó la construcción de un nuevo aparto llamado Big Falcon Rocket (BFR), el que debería estar listo en tres a cuatro años para su prueba a gran escala. “Hay muchas incertidumbres en torno a este programa, pero va a ser nuestro objetivo”, confesó.

Bowie y algunos mensajes en órbita

Bautizado como ‘Starman’ en homenaje a David Bowie y escuchando en loop la canción del mismo nombre que es parte del The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (1972), el maniquí que simula manejar un Tesla Roadster, el que sirvió como una carga -peso y volumen- a modo de ensayo.

Al mirar el tablero del descapotable rojo se lee ‘Don’t Panic’ (no entres en pánico), frase utilizada por Douglas Adams en The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy (1978), historia de ciencia ficción que pasó de la radio BBC a las novelas, los cómics, series de televisión y el cine.

‘Made on Earth by humans’ (fabricado en la Tierra por humanos), es otra frase que se incluyó en una de las placas del auto, la que servirá en caso de que algún ser extraterrestre lo encuentra en su camino ya que cambió de su trayectoria y perdió su rumbo inicial. Sin embargo, dejó imágenes que ya quedaron en la historia.

Printed on the circuit board of a car in deep space

Una publicación compartida de Elon Musk (@elonmusk) el