Una calle cerrada por años muestra una nueva cara para el centro de Santiago con el proyecto transitorio Paseo Peatonal Bandera, tres mil metros de color y espacios para los transeúntes entre las calles Bandera y Compañía de Jesús que, inicialmente, podría permanecer abierto hasta agosto de 2018.

Ya fue inaugurado el proyecto unido por un gigantesco mural en el suelo y que consta de tres tramos: entre Moneda y Agustinas desarrolla el concepto de ‘conexión social’ con mobiliario que invita a las personas a compartir el espacio; el segundo entre Agustinas y Huérfanos dedicado a la ‘sustentabilidad’, con un árbol que se ilumina a través de paneles solares y un gran bicicletero. El tercer tramo, entre Huérfanos y Compañía, será sobre el ‘patrimonio’ y está en el proceso de encontrar financiamiento.

“Para los que creemos en el arte y en su poder de influenciar el humor de las personas, este tipo de iniciativas son importantes porque causan efectos positivos en la población y además, todos pueden apreciarlo sin tener que concurrir a un museo”, señaló a Emol.com el muralista el muralista Dasic Fernández, quien junto a 20 artistas intervino la calle con pintura con protección antigraffiti, resistente al alto tránsito. Un trabajo que definió como “absolutamente artesanal”.

La obra encargada por la Municipalidad de Santiago, que incluye financiamiento del Banco Santander y la cerveza danesa Carlsberg, fue creada por Fernández junto al arquitecto Juan Carlos López y el curador de arte urbano Esteban Barrera, integrantes del Estudio Victoria, reconocidos por otras intervenciones en Santiago, entre ellas el mural de la Plaza de Bolsillo de Santo Domingo y el Homenaje a Nelson Mandela en el Parque Portales.

Inicialmente, el Paseo Peatonal Bandera estará abierto entre 7 y 11 meses, ya que la calle podría volver a ser exclusivamente para tránsito vehicular al finalizar los trabajos de la línea 3 del Metro. Sin embargo, una permanencia mayor del proyecto se evaluará dependiendo de la recepción de la ciudadanía.