Políticos, productores, actores y otros poderosos han sido acusados de acoso y abuso sexual durante todo este año. Un (no tan) secreto que fue visibilizado por mujeres, y algunos hombres, llamados como los ‘rompedores de silencio’ por la revista Time, publicación que los designó como la ‘Persona del Año’ 2017.

Las acusaciones se convirtieron en una tendencia cuando la actriz Alyssa Milano publicó en su cuenta de Twiter el mensaje “Si has sido acosada o asaltada sexualmente escribe #MeToo (yo también) en respuesta a este tuit”. Un hashtag que fue tuiteado casi un millón de veces en 48 horas y que proviene del movimiento del mismo nombre, fundado por la activista Tarana Burke hace una década en esa red social.

“Las personas que han roto su silencio sobre el acoso sexual abarcan todas las razas, todas las clases sociales, todas las ocupaciones y prácticamente todos los rincones del mundo. Su ira colectiva ha provocado resultados inmediatos e impactantes. Por su influencia en 2017, son la persona del año de Time”, señala la revista estadounidense.

La actriz Ashley Judd, la compositora Taylor Swift, la ingeniera Susan Fowler, la trabajadora agrícola Isabel Pascual y la lobbista corporativa Adama Iwu aparecen en la portada de la revista estadounidense y entregan su testimonio en un reportaje central junto a otras personalidades que han sido parte de la discusión, entre ellas las actrices Selma Blair Rose McGowan, el director Blaise Lipman y el actor Terry Crews.

Historias de ataques sexuales que ya tienen consecuencias y que se tomaron los medios de comunicación tras las acusaciones al productor de cine Harvey Weinstein y el actor Kevin Spacey, a los que se fueron sumando decenas de nombres durante los últimos meses.

Entre los finalistas al reconocimiento de la Persona del Año, se contaban el presidente estadounidense, Donald Trump (también acusado de acoso), el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, y el fundador de Amazon, Jeff Bezos.