Foto: La Nación

Este martes 5 de diciembre ONU Medio Ambiente entregó el reconocimiento más importante de las Naciones Unidas: el premio Campeones de la Tierra. El galardón recayó en seis líderes ambientales y uno de ellos fue la presidenta chilena, Michelle Bachelet, quien se convirtió en la primera mujer en obtener este premio.

La celebración se realizó en el marco de la tercera Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente en Nairobi, Kenia, y en ella también se premió por el impacto positivo de sus proyectos en el medio ambiente a:

1. Ciencia e Innovación – Paul A. Newman y su equipo del Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA.

2. Visión emprendedora – el emprendimiento de bicicletas compartidas Mobike.

3. Inspiración y acción – el cineasta estadounidense Jeff Orlowski.

4. Comunidad de forestación de Saihanba en China.

5. Premio a la trayectoria de vida – Wang Wenbiao, presidente de Elion Resources Gruop.

“Mientras crecen las amenazas sin precedentes contra nuestro medio ambiente, se vuelve más importante un liderazgo fuerte en todos los niveles”, afirmó el director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim junto con destacar que los nuevos Campeones “representan el compromiso, la visión y la energía que nuestro mundo necesita tan desesperadamente”.

Michelle Bachelet destacó en liderazgo político

“Me siento honrada de ser incluida en este grupo excepcional de personas y agradecida por ser reconocida como uno de los Campeones de la Tierra, el galardón ambiental más importante de la ONU”, comentó Michelle Bachelet al momento de conocer el reconocimiento que destacó a la mandataria por el impulso de las energías renovables y la creación de áreas marinas protegidas durante su gobierno.

Según ONU Medio Ambiente el galardón también valora la extensión de áreas protegidas en la Isla de Pascua, el establecimiento del parque marino Nazca-Desventuradas en las islas San Ambrosio y San Félix y de una serie de áreas protegidas y parques marinos en las islas Juan Fernández.

“Chile le ha demostrado al mundo que no se necesita ser un país rico para preservar el medio ambiente”, aseguró la presidenta.