Uno de los episodios más brutales de la dictadura en Chile fue el homicidio de tres activistas de izquierda en 1985, conocido mundialmente como Caso Degollados. Uno de ellos era el padre de Manuel Guerrero Antequera, quien protagoniza el nuevo documental de Sebastián Moreno (Mauchos, Profes) que tendrá su estreno en salas el 3 de agosto próximo.

“Me interesa investigar en esas historias que no han sido contadas, en esa historia de Chile que ha sido de alguna manera silenciada, invisibilizada, que es precisamente la historia de gente cercana a uno que puede a lo mejor tener un eco en otras personas que lo han vivido”, cuenta el realizador de La Ciudad de los Fotógrafos (2006) y Habeas Corpus (2015), co-dirigido con Claudia Barril (En defensa propia, 2009), productora de su nueva película.

Como una travesía por el dolor y la rabia, pero también como un acto de sanación, es descrito el documental que sigue al hijo de Manuel Guerrero Ceballos, quien relata en primera persona su viaje al exilio y su reencuentro con ciudades que lo vieron crecer y marcaron su historia, entre ellas Berlín (Alemania), Estocolmo (Suecia), Budapest (Hungría) y Moscú (Rusia).

Manuel tenía 14 años al momento del asesinato de su padre, el entonces dirigente de la Asociación Gremial de Educadores de Chile (AGECH).  El profesor, junto al sociólogo José Manuel Parada y el diseñador gráfico Santiago Nattino, fueron secuestrados por un comando de carabineros para luego ser encontrados degollados camino a Quilicura.

Guerrero es una producción de Películas del Pez y será estrenada en todo Chile a través de la red de salas del programa Miradoc, programa creado el 2013 por la Corporación Cultural de Documentalistas ChileDoc, que cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.