Foto: pedaleable.org

Desde el primer trimestre del próximo año y hasta diciembre de 2019 se proyectan los trabajos que harán realidad Mapocho Pedaleable, iniciativa levantada por organizaciones ciudadanas y de ciclistas que después de muchos años de gestiones fue aprobada por el Consejo Regional Metropolitano (CORE) con un total de $6.500 millones de presupuesto.

El proyecto final, que será financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), no es sólo una gran ciclovía, sino que un parque inundable que incluye una ruta para bicicletas y un paseo peatonal en el borde sur del cauce del río. Un regalo para los capitalinos que verán cómo se abrirá de forma definitiva al público un espacio que permaneció cerrado por casi 200 años, pero de forma amigable con el medio ambiente y con un plan sostenible en el tiempo.

Parte importante es la gran ciclovía de 5,2 kilómetros que se extenderá desde el Parque de los Reyes en la comuna de Santiago hasta el Puente Padre Letelier (Nueva de Lyon) en Providencia, la que contará con cinco accesos con una rampa en cada uno de los extremos y escaleras para acceder desde los puentes Huelén, Purísima y Recoleta. Ya se proyectan cinco mil viajes al día, y los expertos aseguran que permitirá disminuir 20 minutos de viaje en hora punta y  evitar la emisión anual de 15 toneladas de CO2.

“Es un proyecto que busca recuperar un espacio público en el contexto de una ciudad como Santiago, que carece de estos espacios y que va a recuperar el lecho del río Mapocho, que ha estado abandonado con el estigma de ser un río sucio y contaminado, pero que desde que fue saneado en 2010 y 2011 está completamente limpio”, señaló al diario La Nación, Daniela Suau, integrantes de Muévete, uno de los colectivos que han desarrollado el proyecto durante los últimos años.

Como piloto, entre diciembre y mayo pasado se realizó una apertura para evaluar el uso por los ciclistas. Según los datos recogidos por la ONG Map8, se realizaron más de dos mil viajes diarios, más del 80% de los ciclistas utilizaba la pista de forma frecuente y provenían de 31 comunas distintas.