Desde mediados de la década del 80, Chris Cornell pasó de la escena independiente de Seattle al éxito comercial con Soundgarden, publicó una diversa discografía solista y formó bandas con otros grandes. Fue un ícono grunge, un cantautor sensible y un anti-rockero, pero lo que unía todo fue esa prodigiosa voz que tras su partida seguirá golpeando y acariciando con la misma fuerza.

El músico de 52 años fue encontrado muerto en su habitación del hotel MGM Grand de Detroit este jueves 18 de mayo, a pocas horas de subirse junto a Soundgarden al escenario del Fox Theatre para ofrecer un intenso concierto de 19 temas, el que formaba parte de una gira con fechas programadas hasta fines de este mes. ¿La causa? Suicido. Una triste sorpresa para sus cercanos y seguidores.

Ese último concierto terminó con “Slaves & Bulldozers” de Badmotorfinger (1991), álbum que fue una especie de puente entre una primera etapa marcada por la influencia del metal y el hard rock, y la transformación en uno de los pilares del grunge con Superunknown (1994). Una interpretación final incluyó parte de “In my time of dying” de Led Zeppelin, que en su letra dice: “cuando yo muera, no quiero que nadie llore”. Una señal o no, fue un detalle replicado en todo el mundo.

Sin embargo, Vicky Karayiannis, su esposa, señaló en un comunicado que el suicidio no tendría relación con una decisión muy pensada por el músico, sino por los efectos de una sobredosis accidental de Ativan –medicamento para combatir la ansiedad y depresión- que habría alterado sus facultades mentales.

Te invitamos a recordar algunos momentos en la historia de Chris Cornell:

Rock independiente de Seattle

A inicios de la década de los 80, Cornell tocaba guitarra y batería buscando un espacio en el rock independiente de Seattle. Luego de conocer a Kim Thayil (guitarra) formó Soundgarden para debutar discográficamente con los EPs Screaming Life (1987) y Fopp (1988), reeditados por Sub Pop Records en 2013 en un solo disco. El trampolín llegaría luego de su primer larga duración, Ultramega OK (SST Records, 1988), al ser la primera banda del grunge en firmar con A&M para grabar Louder than Love (1989).

El himno de Temple of the Dog 

Tras la muerte de Andrew Wood, uno de sus mejores amigos y líder de Mother Love Bone –con Stone Gossard y Jeff Ament, quienes serían parte de Pearl Jam-, formó Temple of the Dog en 1990 para lanzar un álbum homónimo al año siguiente. “Hunger Strike”, canción escrita por Cornell y cantada junto a Eddie Vedder (Pearl Jam), se transformó en un himno del movimiento musical de Seattle. “Say Hello 2 Heaven” y “Pushin Forward Back”, fueron otros destacados de ese mítico trabajo.

Soundgarden: un pilar del grunge

Tras el alejamiento del fundador Hiro Yamamoto y el paso de Jason Eyerman, fue Ben Shepherd quien llegó a hacerse cargo del bajo, dando paso a la formación original de la banda con Kim Thayil (guitarra) y Matt Cameron (batería). Badmotorfinger (1991) se convertiría en su primer gran álbum gracias a singles como “Rusty Cage” y “Outshined”.  Se convirtieron en una pieza clave del grunge y siguieron entregando clásicos con los superventas Superunknown (1994) y Down on the Upside (1996).

Cantautor, solista pop y desenchufado

Tras la separación de la banda en 1997, el músico se concentró en su carrera solista debutando con el exitoso Euphoria Morning (1999), creado junto a Eleven (Alain Johannes y Natasha Schneider) y reeditado en 2015 con un pequeño y significativo cambio de nombre: Euphoria Mournig (Lamento de Euforia). En una línea similar grabó Carry On (2007) para cambiar rotundamente con Scream (2009), un intento pop producido por Timbaland (Justin Timberlake, Madonna), y seguir con los acústicos Songbook (2011) y Higher Truth (2015).

Su lado cinematográfico

El actor Daniel Craig daba inicio a una nueva era para James Bond con Casino Royale (Martin Campbell, 2006) y Cornell -junto a David Arnold- escribía “You Know My Name”, transformándolo en el primer cantante norteamericano en grabar una canción para la franquicia y en el primer hombre en cantar su tema principal desde Morten Harket junto A-ha con “The Living Dayights” (1987). Entre algunas de sus colaboraciones en el cine, se cuentan canciones para Singles (Cameron Crowe, 1992), Grandes Esperanzas (Alfonso Cuarón, 1998), Avengers (Joss Whedon, 2012) y The Promise (Terry George).

Audioslave y una multitud en Cuba

Junto a los Rage Against the Machine, Tom Morello, Brad Wilk Tim Commerford, formó el supergrupo en 2001, editando los discos Audioslave (2002), Out of Exile (2005) y Revelations (2006). Además del éxito con canciones como “Like a Stone” y “Cochise”, quedaron en la historia al ser la primera agrupación estadounidense en actuar al aire libre en la Tribuna Antiimperialista José Marti, en Cuba (ante más de 50 mil personas) el año 2005.

El regreso de Soundgarden

Luego de lanzar “Black Rain” –canción grabada en parte durante los 90s- como sencillo del recopilatorio Telephantasm (2010) y componer “Live to rise” para el soundtrack de Avengers (Josh Whedon, 2012), la banda publicó su primer álbum en 16 años: King Animal. La canción “Been Away too Long” fue elegida como primer single, seguida por “By crooked steps” y “Halfway There”. Las giras no se hicieron esperar, volviendo a ser un número destacado en los principales festivales del mundo.