Un ingeniero amante de las letras. Así es Pablo Font, el amo y señor de ‘A pesar de todo (poemas novatos para leer después de almuerzo)’, su primer y recientemente estrenado libro de poemas. Los escritos, según cuenta, son una recopilación de variadas ideas puestas sobre el papel desde su adolescencia y que hoy, ad portas de cumplir 34 años, salen a la luz para que el lector las revise como quiera: en funciones de matinée, vermouth o noche.

De esta manera, el oriundo de Antofagasta ha dedicado la mitad de su vida a dejar plasmadas ideas de amor y desamor, muchas de ellas con una exquisita ironía, lo que los hace textos interesantes para leer, tal como el autor lo recomienda, luego de terminado el almuerzo. ¿Un postre literario tal vez? Para Font, “bajativos interminables”.

Acerca del título, Pablo comenta: “no lo pensé mucho, creo que fue algo fortuito que se me ocurrió al darle un concepto al manojo de poemas, jugando un poco con sarcasmo y humor negro y ‘poemas novatos para leer después de almuerzo’ lo utilicé porque siempre me han gustado los títulos secundarios; lo primero tiene que ver con que algunos de los escritos los escribí siendo adolescente y lo último es un homenaje a las sobremesas con bajativos interminables que han estado presentes a lo largo mi vida“.

– ¿Cómo surge la idea de escribir un libro de poemas?

Desde que comencé a leer por iniciativa propia –alrededor de los 15 años- que me gusta la poesía. Lo mismo que cuando comencé a escribir. Creo que es un área literaria donde me siento cómodo y que me es más fácil de escribir. Por eso es que tenía una gran cantidad de poemas y gracias al incentivo de amigos y conocidos, surgió la idea de editarlos en un libro.

– ¿Cómo fue el proceso de composición del libro? ¿ya tenías los poemas escritos o los creaste con el objetivo de gestar esta obra?

Estaban listos, lo único que hice fue elegir entre ellos con algunos filtros, como por ejemplo, los que me gustaban más y los que consideraba editables o que pudiesen leerse en un libro sin que en 10 años más los leyera de nuevo y me avergonzara de ellos. En realidad, a varios les tenía fe y quería que vieran la luz, por decirlo de alguna manera. El proceso de composición fue elegir tanto cronológicamente como por afinidad entre las temáticas, para así darles un ritmo y coherencia al leer el libro de principio a fin. Por lo menos, ese era mi intención al momento de darlos un orden.

– Cuando estrenaste el libro hablaste acerca de una triada literaria, de tu triada literaria. ¿Están tus poemas inspirados en la obra de estos artistas?

Sí, mi santa trinidad: Nicanor Parra, Jorge Teillier y Claudio Bertoni. Me gusta mucho el rupturismo de Parra, la nostalgia de Teillier y la profunda simplicidad de Bertoni. Son los poetas que más me han influenciado y creo que innegablemente están presentes dentro de mis escritos, pero espero que como referentes y no como una vil copia. Eso lo sabrán decir los lectores del libro en todo caso.

– El libro fue concebido gracias al financiamiento compartido. ¿Cómo fue participar de ese proceso? ¿Cómo ves esta nueva forma de financiamiento para sacar obras adelante?

Siendo fiel a la verdad, ya tenía el cien por ciento del financiamiento a la hora de editar el libro y el financiamiento compartido ayudó a darme un apoyo monetario para no gastar tanto de mi bolsillo y al mismo tiempo, asegurar algunas de las copias. De hecho, lo hice sólo entre mi círculo cercano de amigos. Pero de todas maneras fue un gran apoyo, es un método de financiamiento que funciona y para el próximo proyecto lo tendré presente si nuevamente necesito autofinanciar.

– Eres uno de los fundadores de El Otro Cine, uno de los sitios webs dedicados del Séptimo Arte en el país y tu libro tiene también guiños al cine, como por ejemplo su división. ¿Cuán importante es el cine en tu obra escrita?

Muy importante. De hecho el cine y las películas han estado bastante presentes en mi vida por lo que es un referente más a la hora de escribir. Quizás no tanto en la poesía, pero sí en la prosa. Con EL OTRO CINE he tenido la oportunidad de experimentar en esa índole, sobre todo realizando columnas como Mis mujeres de película -donde hablo de musas cinematográficas- y Cineratura, donde escribo sobre películas basadas en libros y sus diferencias/aciertos. Además de algunas críticas de películas, un género que en este último tiempo he indagado mejor y que me interesa bastante.

– ¿Dónde podemos encontrar ‘A pesar de todo (poemas novatos para leer después de almuerzo)’?

Por el momento, sólo escribiéndome al email pfontrojo@gmail.com o por un mensaje interno a través de mis redes sociales. Para serles franco, el libro lo lancé en un tiraje corto (120 ejemplares) más que todo para familiares y amigos cercanos, ya que siempre esa fue la idea, pero mucha gente me ha preguntado cómo obtener un ejemplar. Eso para mí fue completamente inesperado y algo bastante alentador para pensar en sacar una segunda edición si es necesario.