Si no puedes olvidarte por un rato de Facebook, Twitter e Instagram, lo más probable es que te sientas socialmente aislado. Ese diagnóstico entregaron científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburg, Estados Unidos, a quienes no logran desconectarse de esas y otras populares plataformas digitales.

El informe publicado en American Journal of Preventive Medicine, sugiere que el uso de las plataformas digitales no ayuda a reducir este aislamiento, lo que se refiere al sentido de pertenencia social, el compromiso con los demás y el cumplimiento de las relaciones entre las personas. Al contrario, la obsesión por estar siempre conectado puede incentivar la envidia y la creencia distorsionada de que otros tienen vidas más felices y exitosas.

“No dudo que algunas personas que utilizan ciertas plataformas de manera específica pueden encontrar comodidad y conexión social a través de las relaciones de los medios de comunicación social. Sin embargo, los resultados de este estudio simplemente nos recuerdan que, en general, el uso de las redes sociales tiende a asociarse con un mayor aislamiento social y no lo disminuyen”, señala Brian A. Primack, autor principal de la investigación.

YouTube, Google Plus, Snapchat, Reddit, Tumblr, Pinterest, Vine y Linkedin son algunas de las populares herramientas digitales que se incluyeron en la investigación realizada mediante cuestionarios a 1.787 adultos estadounidenses de 19 a 32 años, con los que se logró determinar el tiempo, la frecuencia de uso y cómo intentan llenar el espacio de experiencias sociales auténticas.

“Quienes usaban las redes sociales más de dos horas al día tenían el doble de probabilidades de aislamiento social percibido que sus compañeros que se conectaban menos de media hora cada día”, señala el informe lapidario con las aplicaciones que, por definición, prometen estar siempre conectados.