Ramize Erer -dibujante turca y militante feminista- fue reconocida por su “coraje artístico” durante la versión 2017 del festival de cómics que se desarrolló del 26 al 29 de enero en Angulema, ciudad ubicada al suroeste de Francia.

Durante el evento, el jurado reconoció a la gestora de Bayan Yani, el único diario en cómic en el mundo elaborado exclusivamente por mujeres, por su trabajo, el que se inserta dentro de “la difícil situación que viven en este momento los dibujantes de prensa turcos”.

“Queremos homenajear el coraje de esta dibujante y su combate por la causa de las mujeres, víctimas colaterales de la política de (el presidente Recep Tayyip) Erdogan”, mencionó la organización del festival a través de un comunicado.

Ramize, hoy radicada en París, dedicó el premio a su mamá de quien aseguró, “se convirtió en feminista sin haber conocido ni a Virginia Woolf ni a Simone de Beauvoir”, aduciendo que fue ella quien le dio “una libertad sin límite y el coraje de hablar de los problemas y los deseos de las mujeres y de las relaciones entre los hombres y las mujeres”.

Bayan Yani, el cómic que derriba tabús en Turquía

Ramize Erer dio vida a esta historieta en 2010 y desde su génesis, la publicación ha criticado a la sociedad turca, enfocándose en la relación entre hombres y mujeres, sin censura.

Su nombre significa “el asiento que está al lado del asiento de la mujer”, concepto que hace referencia a la convención turca que habla de que cuando una mujer viaja sola, tiene prohibido sentarse junto a un hombre.

Acerca de la publicación, Georges Wolinski -dibujante asesinado en 2015 en el atentado contra la revista Charlie Hebdo y a quién Erer también dedicó unas palabras durante el festival- dijo que el cómic destaca por retratar “a chicas modernas que muestran su trasero y se burlan de los hombres”, algo que sin duda le parecía totalmente atrayente, tanto en lo artístico como en la crítica.