Foto: patricioguzman.com
Foto: patricioguzman.com

La noche del domingo 28 de agosto se confirmó el fallecimiento del destacado artista visual, José Balmes. La información fue entregada por el Ministro Presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Ernesto Ottone, quien a través de su cuenta de Twitter declaró que quien murió fue “nuestro premio nacional, un gigante de las artes visuales”.

Ciudadano chileno, pero nacido en Montesquieu, Barcelona, España el 20 de enero de 1927, José Balmes Parramón llegó al país como uno de los pasajeros del mítico Winnipeg, barco que arribó a Chile proveniente desde Barcelona en 1939. Con la idea de establecerse en estas tierras, el artista inició su camino en las artes plásticas en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile entre 1944 y 1949, siendo luego profesor de la misma institución hasta el año 1973, cuando nuevamente tuvo que hacer sus maletas para partir, esta vez a causa del Golpe Militar. Su nuevo país de residencia sería ahora, Francia (hasta 1982).

“En mi pintura está el golpe, el exilio y todo lo que ha pasado aquí”, mencionó en 2009 a The Clinic, subrayando su amor por Chile y “el chileno” a quien consideraba “dulce y flexible”, pero a la vez, ambigüo, poco decidido y desmotivado.

Durante su vida ejerció varios cargos además de la docencia. También fue Decano de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile (1972-1973), miembro de la Comisión Asesora Presidencial en Materias artísticas y Culturales (1997) y Director del Museo de la Solidaridad Salvador Allende.

El Grupo Signo

En 1959, junto a su compañera de vida, la también pintora Gracia Barrios y los artistas Alberto Pérez y Eduardo Bonatti, formaron Signo, grupo que siguió la corriente del Informalismo, uno de los movimientos que se convirtieron en una pieza clave de la evolución de las artes plásticas en Chile y que destaca por el uso del lenguaje abstracto y la apertura a otros materiales y formas de utilizar el pincel en la obra.

Con estas inquietudes, Balmes desarrolló un trabajo amparado en su interés por convertir sus obras en memoria y un antecedente para recordar el pasado y construir el presente. Crítico de las acciones humanas, su trazo está muy ligada a lo social y por eso acuñó datos de la contingencia en sus cuadros, en los que además de óleo también se pueden encontrar -y esto muy al estilo informalista- materiales como bolsas de plástico, hojas, papel de diario, pintura en aerosol, varios tipos de pinceles, etcétera.

Comprometido con la historia y también con su presente, el Premio Nacional de Artes Plásticas 1999 plasmó sobre lienzos “muertes injustas, asesinatos, pueblos oprimidos, luchas de trabajadores, violencia y dolor contemporáneos” y reflejó inquietudes de tipo político y sociales, por lo que su obra será recordada además por tener una fuerte e interesante carga emotiva.

A principios de agosto, José Balmes fue hospitalizado en la Clínica Las Condes a causa de una obstrucción intestinal. Si bien este cuadro estaba controlado, se desató luego un cuadro de neumonía, lo que lo mantuvo en estado crítico.



José Balmes en ‘Lo que se hereda’

Desde el 31 de agosto al 23 de octubre, la Fundación Cultural de Providencia presentará ‘Lo que se hereda’, muestra pictórica que reúne trabajos de José Balmes y otros artistas como Gracia Barrios, Elías Freifeld Cristi, Guillermo Núñez y Ximena Cristi. La entrada es gratuita. Más información es www.culturaprovidencia.cl

Como un homenaje a José Balmes, TripioFilms Producciones puso a disposición de todo público ‘Balmes, el doble exilio de la pintura’ (2011), documental dirigido por Pablo Trujillo que repasa la vida del pintor destacando su trabajo pictórico y todo lo que lo rodea. El registro también puede descargarse a través de la web de la productora.